Y Santiago vibró con su Hermandad entre pétalos y saetas.

Celia Reyes / Foto: Antonio Rodríguez / 25-03-2016 19:55:13

El jueves santo es el turno de la conocida popularmente como Hermandad de la Columna. El barrio de Santiago se engalana un año más para contemplar a Nuestro Padre Jesús de la Columna y María Santísima de la Paciencia en su recorrido por las calles de Carmona.

A las siete y cuarto de la tarde  ya se podían observar los primeros nazarenos que, con túnica blanca y capuz añil, se disponían a realizar su estación de penitencia. Con elegancia y sin prisas se podía ir contemplando como, poco a poco, se acercaba la imagen del Señor. Cristo de pie, amarrado por las muñecas a una columna, con la espalda desgarrada a latigazos y el cuerpo arañado es el modelo iconográfico que representa a Nuestro Padre, obra del imaginero Manuel García de Santiago. Junto a Jesús, se encuentra un gallo que rememora a las negaciones de Pedro, un sayón, un sanedrita y un centurión. Las vestimentas de este último han sido confeccionadas por las monjas carmonenses de Santa Clara.

El segundo tramo lo marca el senatus, obra del taller “Benitez y Roldán”, de Carmona. Tras él, procesionan nazarenos de hábito y capuz completamente negro acompañando el palio de María Santísima de la Paciencia. La imagen de la virgen expresa a la perfección el dolor sosegado y la tristeza de una madre. La historia del manto que luce María Santísima de la Paciencia es toda una leyenda. El manto bordado con oro fino parece proceder de la Hermandad del Calvario de Sevilla, que tras un incendio se pierde en manos de restauradores. Posteriormente, un manto  cuyas características se asemejan mucho al mencionado sustituye al de la virgen de la Cofradía de Jesús Nazareno, de Lora del Río. En 1924, la Hermandad de la Columna compra dicho manto, que es el que actualmente, contemplamos cada jueves santo.

Al son de la Banda de Cornetas y tambores Nuestra Señora de Gracia y de la Asociación Musical Ecijana Emueci, Nuestro Padre Jesús de la Columna y María Santísima de la Paciencia realizan su itinerario según lo previsto. Destaca la salida de la plaza de Cristo Rey y su paso por Fermín Molpeceres, acompañados en varias ocasiones de saetas y petalás. Una noche de jueves santo que, como cada año, demostró la devoción y pasión que suscita entre sus fieles.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema