Vive Andalucia

Viviendo Mayo

Alfonso Ruíz / 11-05-2010 17:41:13

Ya estamos en Mayo de nuevo, un mes de comuniones, de mayas, de feria y de “velás” como la de María Auxiliadora. En definitiva es un mes para estar en la calle y disfrutar de las gentes de esta bendita ciudad de Carmona.

Ya estamos en Mayo de nuevo, un mes de comuniones, de mayas, de feria y de “velás” como la de María Auxiliadora. En definitiva es un mes para estar en la calle y disfrutar de las gentes de esta bendita ciudad de Carmona.

 Mayo comienza con esas comuniones y esos niños vestidos de marineritos y almirantes que poco a poco se van perdiendo como otras tantas tradiciones que se diluyen con el paso del tiempo dejando paso a la modernidad. A la misma vez los niños juegan por las calles de Carmona, emulando a sus mayores y haciendo “levantás” al cielo con sus cajas de cartón y sus pequeños pasitos de madera. Las cruces de mayo es un buen momento para disfrutar con los más pequeños inculcándoles un respeto y una devoción por la Semana Santa.

 Mayo llega a su plenitud con la Feria. Permítanme que me detenga en mayor medida en la defensa de esta fiesta que creo que está minusvalorada por los propios Carmonenses. Antiguamente las ferias nacieron para el intercambio de ganados y productos agrícolas, cuando esta función principal se fue perdiendo, las ferias quedaron solo para el divertimento de los asistentes, pero para mí la función principal sigue siendo el intercambio. En este caso no hablamos de intercambio de animales, ni cereales, hablamos de intercambio de ideas, de afectos, de sonrisas, de saludos, de calurosos abrazos, de buenas intenciones y en definitiva de alegría, actualmente bienes escasos. La feria es una fiesta para vivirla con los amigos y familiares, con los más pequeños y también con nuestros mayores. Sin duda, para disfrutarla en compañía. Puede ser que sea una fiesta cara, (¿que fiesta no lo es?). Esto entendido desde el punto de vista que en realidad en la feria puedes gastar o no. No hay un mínimo para entrar en la feria, por desgracia para los feriantes tampoco hay un máximo y en muchos casos el gasto se dispara. Por eso resulta a veces chocante el discurso que se hace para defender la masiva afluencia en estas fechas de ciudadanos Carmonenses a destinos de sol y arena. “La feria es cara y por eso me voy a la playa”. Un discurso que nunca he entendido. No obstante cada uno gasta el dinero donde quiere y como quiere.  Pero una cosa si es cierta, la feria es un patrimonio cultural digno de preservar y tenemos que cuidarlo entre todos para que los que vengan detrás de nosotros puedan disfrutar de todas sus grandezas. Es para mí quizás la fiesta más democrática que existe, en cuanto que cada uno va como quiere, cuando quiere y a hacer lo que quiera, evidentemente, siempre respetando a los demás.

 No comparto tampoco que en nuestra feria se viva un mal ambiente como muchos defienden, es cierto, que los de “siempre” terminan liándola y se olvida de que es una fiesta para disfrutar. Pero estas personas no necesitan que sea feria para molestar, son los mismos que molestan en Navidades, Semana Santa, Novena y muchos fines de semana.

 La feria merece la pena vivirla, bailando, bebiendo y comiendo, riendo y disfrutando. Como dice la sevillana, “mis costumbres son esas y no las quiero perder”.

 Por ultimo quiero destacar la fiesta de María Auxiliadora, 24 de Mayo. Este año se realizará el triduo y la “velá”, del 26 al 28, en la Casa Salesiana. Se realizarán numerosos actos por el barrio de Villa Rosa, con los chavales del Centro Juvenil “Uno Más” de los Salesianos y culminarán los actos con la salida procesional de la Virgen, junto con San Juan Bosco y Santo Domingo Savio el día 29 de Mayo, coincidente con el último día de “Velá”.

 Mayo es un mes de alegría para todos los gustos, no te lo pierdas quedándote en casa. Sal y participa.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema