Varapalo judicial contra el portavoz socialista: una sentencia rechaza su denuncia por la que quería cobrar más dinero del Ayuntamiento

PP / 10-02-2020 20:13:20

Una sentencia desestima la demanda presentada por Agustín Guisado y el resto de concejales socialistas contra el alcalde por la que querían aumentar sus retribuciones. La magistrada recuerda a los concejales socialistas que los intereses generales están por encima de los intereses personales y que no tiene “explicación lógica ni jurídica” su deseo de ganar más dinero cuando no tienen ninguna responsabilidad de gobierno.

Varapalo judicial contra el portavoz socialista: una sentencia rechaza su denuncia por la que quería cobrar más dinero del Ayuntamiento

Etiquetas

Actualidad

Una sentencia del Juzgado nº12 de lo Contencioso Administrativo de Sevilla ha rechazado la demanda presentada por los concejales socialistas del Ayuntamiento de Carmona que pretendían aumentar sus retribuciones económicas.

En una sentencia dictada el pasado 4 de febrero, la magistrada da la razón al alcalde y al gobierno municipal y desestima la denuncia presentada por el portavoz socialista Agustín Guisado y el resto de concejales del grupo socialista, Rocío Caballero, Gloria Lillo, Juan Antonio Gago y Antonio Rodríguez, al confirmar que las actuales asignaciones en el Ayuntamiento cumplen perfectamente con la ley y con la representatividad de la nueva corporación municipal surgida tras las elecciones locales de 2019.

La magistrada hace suya una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 2006 en la que se señalaba con claridad que las mayores responsabilidades en un Ayuntamiento recaen en el alcalde y en los miembros del gobierno municipal, por lo que “carece de explicación lógica y jurídica que los portavoces de los grupos de la oposición, sin responsabilidad de gobierno, resulten equiparados en materia de retribuciones a aquellos que sí la tienen” como era la pretensión de los concejales socialistas.

La sentencia deja aún más en evidencia al portavoz socialista al que recuerda que el servicio a los intereses generales debe estar por encima de los intereses particulares.

Asimismo, la magistrada coincide con los informes de los técnicos municipales que ya señalaban que las retribuciones a los concejales y grupos políticos aprobadas por el pleno municipal se ajustaban a la legalidad.

Por último, la magistrada no sólo ha rechazado la pretensión de los concejales socialistas sino que les impone el pago de las costas por el desarrollo de este pleito.

Es lamentable que la primera acción del nuevo portavoz socialista y de sus concejales fuera denunciar al alcalde, Juan Ávila, y al gobierno municipal porque querían aumentar su sueldo, cuando la oposición ya va a recibir durante los próximos cuatro años 329.000 euros sin tener ninguna responsabilidad de gobierno.

Los concejales socialistas tampoco han demostrado confianza en el Secretario del Ayuntamiento que ya había informado favorablemente sobre la legalidad de estas asignaciones, demostrando que sólo les importa sus intereses particulares y buscar en los juzgados y en la confrontación lo que no consiguieron en las urnas.

Se explica así la campaña de insultos y descalificaciones personales que está sufriendo Juan Ávila desde que éste no accedió a las peticiones del portavoz socialista de aumentar las asignaciones económicas a la oposición.

Una vez que la justicia ha dejado claro que Agustín Guisado ha buscado su interés personal por encima de los intereses de los carmonenses, ya es hora de que el grupo municipal socialista abandone la estrategia del insulto y las faltas de respeto en los plenos y en las redes sociales.

Comentarios (1)

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema

#1

Replicante
A nadie le pasa desapercibido el declive del Psoe de Carmona. El nivelito de sus representantes en el Ayuntamiento es cada peor y si ya en el pasado mandato su portavoz fue criticado duramente por el sector critico socialista y le hicieron responsable de la nula gestión desde la oposición, el actual portavoz y candidato, el Sr. Guisado ha superado en pocos meses el peor pronóstico posible. La sentencia no solo lo ridiculiza a el, sino a toda una agrupación socialista.