Una ciudad sin ‘gamberra’… de momento

Ezequiel García / 03-12-2017 11:54:05

La empresa familiar propietaria del autobús urbano, Hijos de Miguel Muñoz, ha decidido poner fin a su servicio por falta de usuarios. El ayuntamiento ya trabaja para subsanar este contratiempo que dependerá de los informes técnicos.

No ha podido ser. La popular gamberra -el autobús urbano que durante casi medio siglo ha prestado servicio a la ciudadanía-, ha desaparecido del panorama local. El pasado 27 de noviembre, la pequeña empresa familiar encargada decidió aparcar el vehículo. Al menos de momento.

“Hemos intentado seguir, pero nos es imposible ahora mismo”, nos cuenta Miguel Muñoz, uno de los gerentes de Hijos de Miguel Muñoz S.C., empresa cumplía dicha labor hasta el pasado 27 de noviembre. 

La situación de la gamberra ha ido empeorando en los últimos tiempos, ya que “uno de los dos autobuses de la flota dejó de funcionar hace cinco años”, por lo que sólo contaban con un vehículo que ha sufrido numerosas averías. Dentro de un mes tendría que pasar la ITV “y con las condiciones actuales, sabíamos que no iba a poder seguir circulando, dadas las exigencias técnicas”, indica Muñoz. Y es que el último de los dos vehículos vivos contaba en su haber dieciséis años de antigüedad, sufriendo durante el mes de noviembre “tres averías de gran calado”. 

En la retina de los carmonenses aún está aquella gamberra SAVA que Miguel Muñoz, padre del actual gerente, condujera desde 1970. Sus hijos, tras su fallecimiento en 2005, siguieron con el oficio de hacer feliz a muchos usuarios, como Diego, que hasta días antes de su defunción con 83 años, ‘bajaba’ todas las mañanas a comprar a los hipermercados de extramuros desde su barrio de Santiago. Y como él, decenas de pensionistas, en su gran mayoría, pero también algunos jóvenes. Pero cada vez menos.

No obstante, Miguel indicó que “hemos estado hablando con el Ayuntamiento para buscar una solución, pues la relación con ellos es muy buena” y añadió que “la salida más idónea sería una concesión mediante un pliego de condiciones”, que realizarán, tal como indicó el ayuntamiento, los técnicos municipales. “Sabemos que todo este proceso va a llevar un tiempo. No sabremos si podremos optar, pero soy optimista y espero poder hacerlo”, afirmó Muñoz.

Ante esta decisión, el Ayuntamiento se ha puesto a trabajar de manera inmediata en la búsqueda de una solución. De hecho, el alcalde de la localidad, Juan Ávila, afirmó que le preocupa 'que los carmonenses se queden sin transporte público, sobre todo por los mayores de nuestra localidad que la utilizan para acudir, entre otros lugares, al centro médico”; y que tras esta renuncia “no nos queda otra que pedirle a los técnicos municipales que elaboren un estudio previo para decidir cuál es la mejor opción para la ciudadanía”. 

Aunque la ley no obliga a los Ayuntamientos de ciudades de menos de 50.000 habitantes a ofrecerlo y la comunicación de la empresa confirma el poco uso de este transporte urbano, el gobierno municipal valora que “el mismo se ha estado prestando durante más de cuarenta años y que es útil para determinados colectivos, especialmente personas mayores”

Por ello, este pasado jueves se celebró una nueva reunión convocada por el equipo de gobierno con los técnicos del Ayuntamiento y con los grupos políticos para buscar las alternativas legales que permitan reanudar el autobús urbano en el plazo más breve posible y cumpliendo todas las garantías administrativas y económicas. Asimismo, Hijos de Miguel Muñoz y gobierno municipal mantuvieron otra reunión en la que se la ha propuesto a la empresa una alternativa para la reanudación del servicio a la que tienen que responder en los próximos días.

Además, el gobierno municipal estudiará posibles mejoras para hacer más atractivo el autobús urbano como la conexión con centros escolares o instalaciones deportivas, así como su adaptación a la actual normativa de acceso a personas con movilidad reducida. 

El caso ha provocado un debate muy activo en redes sociales. Izquierda Unida fue la primera en declarar, mediante un comunicado, que “este servicio ha venido perdiendo fuerza y dependiendo de una forma casi exclusiva de las personas que prestan el servicio, llegando a hacerse el servicio de forma casi altruista y no adoptándose desde ninguna institución medidas que solventasen la situación. El escenario se ha venido agravando aún más debido al aumento de los costes de explotación del servicio (combustible, mantenimiento, averías, etc.)”. 

La federación de izquierdas criticó al gobierno municipal “lamentando profundamente la falta de información emitida desde el Partido Popular. Nos sorprende como se publicita hasta la acción más cotidiana mientras no se informa sobre la pérdida de servicios básicos y fundamentales para nuestra ciudad”. Apenas 24 horas después, el ayuntamiento emitía la versión de lo ocurrido. 

Por el contrario, el PSOE ha sido más constructivo en sus afirmaciones. Tras conocer la triste noticia, el Partido Socialista lamentó que “se haya visto obligada a dejar de prestar el servicio, y nos comprometemos, en nuestra labor de servicio público, a ofrecer alternativas a la ciudadanía, participando activamente en los órganos de trabajo constituidos para tal fin”. 

Los socialistas consideran que 'la restauración de este servicio debe ser una prioridad, como así lo hemos hecho saber, y solicitamos al Equipo de Gobierno del PP que trate la situación con diligencia, al tratarse de un servicio fundamental  y básico para muchas personas, sobre todo de avanzada edad, que lo usaban a diario para sus quehaceres cotidianos y desplazamientos”.

Desde el Grupo Municipal Socialista piden a Juan Ávila que “no se demore en sus decisiones y restituya cuanto antes este servicio y debe ser el asunto prioritario para que el gobierno del Juan Avila le dé solución”.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema