Reyes Calabazo y Ecologistas en Acción aportan a la Ruta Bética el descubrimiento de un posible horno romano

El Día de Carmona / 07-10-2017 14:59:47

Los servicios arqueológicos del ayuntamiento colaborarán en la puesta en valor de este hallazgo importantísimo en las faldas del antiguo Alcázar de la Reina.

Durante las últimas décadas y desde 2.002 cuando se realizaron los trabajos por D. Juan Luis Castro Fernández en las Cuevas de la Batida en relación con el Morabitum de la Batida, la Asociación “Luis Reyes Calabazo” ha tenido constancia de la existencia de este alfar romano que presentamos en el siguiente informe. Serán acciones arqueológicas a posteriori las que permitan ahondar en las características de este nuevo alfar romano.

Cuando se inicia la bajada desde la Puerta de Córdoba hacia La Batida por la vereda que comunica con el Pilar de ‘Mealargo’, se observa de forma inmediata un “muladar” (basurero histórico) a la izquierda, donde se observan restos cerámicos de todo tipo de cronologías y tipologías. Destacamos la presencia de multitud de fragmentos de  ánforas romanas, donde cualquier estudiante o apasionado puede disfrutar mirando restos arqueológicos in situ. A medida que avanzamos se puede ver un cortijo actual ubicado a la derecha del Cordel del Herrador. Justo enfrente se encuentra nuestro alfar romano, que conserva parte del praefurnium, la cámara de combustión y el pilar central. Hemos prospectado a conciencia el entorno para intentar localizar más estructuras de este tipo ya que es habitual que estas estructuras no aparezcan solas sino relacionadas con más alfares. Sin embargo, aún no hemos encontrado otras estructuras relacionadas.

La protección, conservación y difusión de este alfar romano supone un nuevo paso en el conocimiento de la Carmona Romana, sumando un pequeño grano de arena a los trabajos publicados por el Servicio de Arqueológica de Carmona relacionado con este tema.

Miembros de las asociaciones Luis Reyes Calabazo y Ecologistas en Acción, han documentado la existencia de un posible alfar romano de tejas y ladrillos en el entorno de La Puerta de Córdoba, en Carmona (Sevilla). El horno parece conservar parte del praefurnium, la cámara de combustión y el pilar central.

El área donde se ubica el horno es fácilmente observable a simple vista y presenta las siguientes coordenadas: 37°28'38'N, 5°37'56'W, aproximadamente a unos 200 metros en dirección NE de la Puerta de Córdoba. Aunque el alfar se encuentra seriamente afectado, puede verse la estructura de la cámara de caldeo delimitada por una línea rojiza que nos muestra la estructura circular del horno. El color rojo intenso es provocado por la refracción de los materiales que componen la estructura de la cámara de caldeo y que son sometidas constantemente a altas temperaturas. Parece conservarse únicamente parte de esta cámara, colmatada esta por el derrumbe del propio horno. El diámetro del horno es de 3x3m.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema