REPORTAJE: La noche más triste para Carmona

El Día de Carmona / 24-05-2018 10:11:07

La muerte de Jian Lin Wang presuntamente a sangre fría por un delincuente con cien antecedentes indignan a una población que pide “más mano dura” ante aquellos que son reincidentes. Más de 300 personas acudieron a la concentración convocada por los familiares y amigos del ciudadano asesinado el pasado sábado. Ávila pide revisar la legislación y cumplir íntegramente las condenas.

Eran las 20.30 horas de un sábado de feria más. El cielo había descargado casi treinta litros de agua en una tromba primaveral que sorprendió a todos. Los negocios permanecían casi todos cerrados. Excepto los bazares orientales que siempre están con sus puertas abiertas para cualquier desavío. Allí estaba Jian Lin Wang, de 51 años, y que no hace mucho había reabierto su tienda en la calle San Pedro, frente a la que regentaba anteriormente. No era una persona muy habladora, pero amable y simpática en el trato.

Muchos carmonenses bajaban hacia el Real de la Feria y el ambiente era festivo. A esa misma hora, A.G.R., de 36 años y con un historial delictivo con más de cien antecedentes, entró en el negocio. Cogió una litrona y se marchó sin mediar palabra. Wang salió tras él para indicarle que no le había pagado. Y el presunto homicida le asestó tres puñaladas a la altura del cuello que, a la postre, supusieron un fatal desenlace. Tras dejarle gravemente herido, emprendió la fuga en un coche.

Rápidamente, un médico forense de la localidad que caminaba por la calle y una enfermera que iba vestida de flamenca lo atendieron de urgencia e intentaron taponar la herida mientras llegaban los servicios sanitarios, al instante allí personados. Antonio Toranzo, portavoz de Participa-Carmona, que también pasaba por allí, llamó inmediatamente al alcalde de la localidad, quien se desplazó de inmediato al lugar de los hechos. Jian intentó aferrarse a la vida como pudo, pero desgraciadamente, al llegar al Hospital Virgen Macarena de la capital fallecía.

En ese momento, todos los focos se centraron en la detención del presunto delincuente. Éste, tras los hechos, se atrincheró en el piso de un familiar en el barrio de Santiago, donde fuentes de la investigación han confirmado que guardaba armas de fuego.

El operativo en torno a la vivienda estaba formado por varias patrullas de la Guardia Civil, Policía Local, agentes negociadores de la Policía Judicial de Sevilla, Tedax, y miembros del Grupo Rural de Seguridad (GRS).

Los rumores de su detención corrían por las redes sociales de los carmonenses, pero la realidad era bien diferente. Los agentes del orden esperaron fuera que el juez de guardia emitiera la orden de entrar en la vivienda en la que A.R.S. seguía encerrado y provocando muchos disturbios. Sobre las 4:30 de la madrugada tuvieron que ser desalojadas las viviendas de alrededor del piso de la Huerta ‘María Auxiliadora’ al amenazar con explotar bombonas de gas si los agentes no se iban de la calle.

Además, lanzó varios objetos y vecinos indican que incluso un frigorífico fue lanzado por las escaleras para herir a los agentes. Igualmente, el presunto agresor amenazó a los cuerpos y fuerzas de seguridad con un arma. En torno a las 6 de la madrugada, y tras horas muy tensas en el barrio de Santiago, donde muchos vecinos no durmieron, efectivos del GRS entraron en la vivienda y detuvieron al presunto agresor, que ha mostró una actitud muy violenta, siendo trasladado a las dependencias de la Policía Local de Carmona.

Concentración espontánea

En torno a las 14 horas del domingo un centenar de ciudadanos de nacionalidad china que regentan negocios en la ciudad y vecinos de la ciudad se concentraron a las puertas del local comercial donde sucedió el trágico suceso. Amigos de la víctima reclamaron a las autoridades que “el peso de la justicia caiga encima del presunto asesino”, así como “mayor vigilancia en una ciudad como Carmona de marcado carácter turístico y que sucesos trágicos como este no ayudan en nada”. Igualmente, agradecieron al propio alcalde “su ayuda y cercanía en estos momentos tan duros”.

El alcalde de la localidad, Juan Avila, se acercó hasta esta concentración espontánea para transmitirle a los familiares y amigos de la víctima su “total apoyo y repulsa” ante este asesinato y confirmó a los presentes que el Ayuntamiento “se personará en la causa”. Avila, muy afectado por el suceso, mostró su indignación por la “tardanza de la orden judicial” para poder asaltar la vivienda familiar en la que se atrincheró el presunto asesino así como “no entender que una persona con cien delitos esté en la calle”. Acudieron también concejales de todos los grupos políticos de la oposición y miembros de la Guardia Civil de la localidad que expresaron su pésame a los allegados.

Igualmente, el alcalde, junto a los amigos y familiares de la víctima, acordaron celebrar hoy una concentración desde las 15 hasta las 18 horas en la Plaza Blas Infante de la ciudad, junto a la Puerta de Sevilla, para que amigos de la víctima y todo el pueblo de Carmona, acuda a mostrar su apoyo a los allegados y su repulsa ante tal suceso que ha conmocionado a la ciudad en su último día de Feria.

Lunes de luto

El clima era de recogimiento. Muchos ciudadanos acudieron a la llamada para reclamar más justicia y seguridad tras la muerte de Jian Lin Wan, de 51 años, a manos de A.G.R., de 36 años.

Marcaban las tres de la tarde y más de trescientas personas se congregaban en la Puerta de Sevilla de la localidad para estar presentes en estos momentos de duelo. Asimismo, quiso estar presente Zhu Jian, consejero consular de la embajada de China en Madrid, y todos los grupos políticos del ayuntamiento. También acudieron Verónica Pérez, Luis Paniagua y Juan de la Rosa del PP de Sevilla y Antonio Enamorado, alcalde de Lora del Río.

Con mucho respeto, los familiares y allegados aguardaban la llegada de los dos hijos de Wan y de su esposa, Sumei Chen. Chen, al ver el apoyo de los ciudadanos y conocidos, rompió a llorar de la emoción y el dolor. El propio consejero de la embajada la consoló y le mostró su apoyo y cercanía en un acto muy emotivo.

Ke Lin, portavoz del acto, comenzó afirmando que “la muerte no ha sido un accidente”, así como incidir en que “se tiene hacer justicia acorde a la ley, cayendo el peso de ella sobre el asesino”. Lin pidió que “todos los ciudadanos estén protegidos en España y que se mejore la seguridad para que todos tengamos una vida digna”.

Igualmente, quiso agradecer la presencia del alcalde de Carmona y de los miembros de la embajada, así como a “Guardia Civil y Policía Local que han prestado toda su ayuda para ayudarnos en este caso”. Tras esto, se guardaron tres minutos de silencio en los que la familia de Wan de nuevo rompió el mismo con llantos y lamentos por tan desgraciado suceso colocando un altar con flores y velas en su memoria.

Tras esto, el alcalde de la localidad, Juan Ávila, volvió a incidir en que “han sido momentos muy duros”. Ávila agradeció a todo el pueblo“su rápida actuación tanto en reconocer al presunto asesino como para socorrer a Jian”. Ávila centró su discurso en remarcar que quieren visualizar las quejas “al poder judicial y con la actual legislación porque es evidente que la persona que ha hecho esto no debería estar en libertad, así que debemos luchar entre todos para que estos actos no vuelvan a repetirse más”.

Por último, el consejero consular, Zhu Jian, solicitó que “se lleven a cabo las acciones pertinentes para evitar cualquier tipo de violencia y delincuencia”. Igualmente, agradeció a cuerpos y fuerzas de seguridad y consistorio su trabajo, pero muy especialmente “a la colaboración y cooperación ciudadana, que no ha hecho distinción de nacionalidades, pues somos de aquí, familia y en las familias no queremos ningún tipo de delincuencia”, concluyendo con un contundente “hay que castigar”.

En prisión sin fianza

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Carmona, en funciones de guardia, ordenó en la mañana del lunes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del detenido.

Según ha informado el TSJA, la juez Sara Herrera Maldonado, titular del juzgado, ha tomado esta  decisión a petición de la Fiscalía, que ha calificado los hechos como un presunto delito de robo con violencia con uso de arma blanca y con  resultado de muerte, todo ello sin perjuicio de la calificación de los hechos que se realice en su momento en virtud del resultado de  las diligencias de investigación que se practiquen. El detenido, después de pasar a disposición judicial, se acogió a su derecho constitucional a no declarar.

Asimismo, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, mostró su solidaridad con el pueblo de Carmona tras el suceso. Sanz ha trasladado también al alcalde el apoyo de las  Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el respaldo 'en la protección y en la seguridad de los ciudadanos de Carmona', que se han 'rebelado ante este tipo de casos'.

Sobre el cumplimiento de las condenas o sobre los permisos  penitenciarios, recalcó que España cuenta con un sistema en el  que esta toma de decisiones corresponde a los jueces. Así, ha  incidido en que a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad 'les corresponde volcarse en la protección y en la seguridad de la ciudadanía'.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema