Pacto entre Caballeros

Ezequiel García / 10-06-2015 12:58:21

'...en un momento en el que se ha demandado consenso, pero que ha quedado claro (las urnas hablan) quién es el vencedor en Carmona en número de votos, en porcentaje y (casi) en comparativa con 2011, todo lo que no sea eso, con objetividad y sin conjeturas, son ganas de ir en contra de la voluntad popular...'

Han pasado ya varios días desde que los carmonenses dejamos nuestro voto en las urnas, pero al igual que hace cuatro años, todo está aún por decidir. No quisiera comenzar mi artículo sin felicitar a Participa Carmona por recuperar su concejal de forma democrática. Bienvenidos y enhorabuena.

No obstante, cuando tocan Municipales, sobre todo en los últimos años, la ciudad se está acostumbrando a mantener la tensión hasta el último día, el día del Pleno Orgánico, para saber quién será su alcalde.

He aquí el primer gran interrogante que le surge a cualquier carmonés que poco o nada sabe o quiere saber sobre los juegos políticos que las anquilosadas siglas de los partidos utilizan a su libre antojo. 

“-¿Por qué podrían gobernar tres partidos que yo no he querido que lo hagan?
-Porque es totalmente legítimo, señora.
-Pues para eso, que se presenten de forma conjunta.
-Pero los votos de la izquierda son más que los de la derecha.
-¿Qué izquierdas ni derechas? Yo he votado a la persona.
-Pues esa persona es de un partido de derechas, es decir, el PP, el de los recortes en sanidad y educación.
-Déjese de tecnicismos. Yo no voté a tres partidos. Yo voté a una persona concreta”.

De esta conversación entre la Carmona más cainita, la que surge tras las elecciones, la que plasma en sus genes la España que nos ha tocado vivir, he sido testigo hace poco. Dos generaciones separadas por una dictadura y una transición.

¿Quién tiene razón? Saque usted sus conclusiones. Que gobierne la lista más votada es, éticamente, lo más correcto. Pero, si quieren que les diga mi más humilde opinión, no veo con malos ojos que Juan Espadas gobierne en Sevilla cuando ha conseguido 4000 votos más que en las últimas elecciones y Zoido ha pegado el batacazo de su vida, habiendo entre ambos no más de 3000 papeletas de diferencia. O que gobierne Carmena en Madrid tras rozar la victoria a la ya necesitada de renovación Esperanza Aguirre. Lo normal.

Por ese mismo motivo por el que veo coherente que Espadas o Carmena pudieran gobernar, la autocrítica dentro de los partidos debe ser de imperiosa necesidad, y no copar un sillón de concejal sine die, sin conocer más vida que la de la política. Cuando te pintan la cara duplicándote en número de votos, lo primero es reconocer la victoria del compañero, asumir culpas y tomar decisiones de calado. Al menos, eso haría yo.

Y sobre todo, no crear, a posteriori, una unidad popular con tres programas diferentes cuando te has presentado hace dos meses como garante de la independencia y de aires renovadores. No creo en cordones sanitarios, sean al partido que sea. 

En un momento en el que se ha demandado consenso, pero que ha quedado claro (las urnas hablan) quién es el vencedor en Carmona en número de votos, en porcentaje y (casi) en comparativa con 2011, todo lo que no sea eso, con objetividad y sin conjeturas, son ganas de ir en contra de la voluntad popular.

Ah, por cierto. No se crean que esto de la política local se queda entre los cuatro muros imaginarios que van desde Torrepalma a la Puerta de Córdoba y desde Pradollano a la Vega. Presten especial atención a lo que ocurra en la provincia, sobre todo, en El Viso del Alcor y Guillena. De lo que ocurra en esos pueblos dependerá que tengamos a la lista más votada en las urnas o al posible tripartito que se está vendiendo desde algunos sectores cocinado entre reuniones y despachos.

Y recuerden: ya quedó lejos aquello de los Pactos entre Caballeros. Sería lo más idóneo ahora. Sin connotaciones machistas. Ustedes me entienden...

Comentarios (4)

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema

#4

Carmona-sur
Pp y PSOE van cogidos de la mano,el PSOE sigue siendo casta

#3

Tela
Para un pacto de caballeros hacen falta por lo menos dos caballeros y uno no lo es. Y de la señora o dama prefiero no hablar. Al PSOE se le ve el plumero, necesitan los sueldos de concejal los próximos cuatro años y en la oposición esta claro que no va a poder ser. En fin, Juan a ganado y Carmona le dio en toda la boca a IU y PSOE, pero la el comer de los concejales de estos partíos es lo primero.

#2

Carmona_reacciona
Digo más: - PP aumenta votos con respecto 2011, estando el PP nacional en su peor momento y gobernando. Por algo será, digo yo. - IU pierde casi 2000 votos respecto a 2011 y nadie dice ni pio. No debería dimitir Encarni? o está esperando colocarse de nuevo con algún pacto. - PSOE aumenta con respecto a 2011 pero pierde casi 3000 de las andaluzas. Será que la gente de Carmona no cree en el PSOE local, ya que esos votos han ido a parar a Juan. Que cada uno saque sus conclusiones

#1

Carmona_reacciona
¿No sería una vergüenza que el próximo alcalde de Carmona hubiera obtenido sólo el 20% de los votos? ¿No sería una vergüenza que obliguen a Alfonso a pactar cuando él mismo dijo en las redes sociales que no era ético pactar? ¿No es una vergüenza que nadie de IU haya hablado después de las elecciones para valorar los resultados?