Nueva fase en las excavaciones arqueológicas del complejo de termas romanas del siglo I de San José

Ezequiel García / 05-04-2018 08:42:45

El alcalde de Carmona, Juan Ávila, y el concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio, Ramón Gavira, han visitado este miércoles la nueva fase de las excavaciones cuyo objetivo es que pueden ponerse en valor en el futuro como un nuevo reclamo turístico y patrimonial de la ciudad.

El servicio municipal de Arqueología del Ayuntamiento de Carmona ha comenzado una nueva fase de las excavaciones en el complejo de piscinas romanas del s.I descubiertas en el pleno centro histórico, en concreto en la conocida como plazuela de San José.

Según el arqueólogo municipal responsable de la excavación, Juan Manuel Román, los hallazgos que se han descubierto ya en esta nueva fase de investigación además de ampliar el conocimiento sobre la edificación, permiten acotar más estrechamente la fecha de su construcción, que se produjo hacia el cambio de era, posiblemente durante el mandato del emperador Augusto.

El hallazgo más significativo realizado en esta fase de la excavación, ha sido el de un pozo de 15 metros de profundidad, que, tras su vaciado y limpieza, se ha confirmado, que corresponde a la lumbrera de una mina de agua que abastecía al edificio termal como ya sospechaban los arqueólogos,Estas minas, existentes por todo el término municipal, se encuentran actualmente en fase de exploración y estudio por parte del Servicio de Arqueología y la AAES (Asociación Andaluza de Exploraciones Subterráneas) y este nuevo hallazgo en una excavación arqueológica es de gran importancia, ya que permite fechar sin ningún tipo de dudas la cronología de estas impresionantes obras de ingeniería en el período romano y, en este caso concreto durante el cambio de era.

El alcalde de Carmona, Juan Ávila, y el concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio, Ramón Gavira, han visitado este miércoles la nueva fase de las excavaciones cuyo objetivo es que pueden ponerse en valor en el futuro como un nuevo reclamo turístico y patrimonial de la ciudad.

Una de las principales estructuras descubiertas corresponde a una piscina de agua fría 3,65 por 3,15 metros con una profundidad de un metro. Aunque en época medieval la piscina fue en parte destruida por la excavación de varias fosas y por la construcción de un pozo de agua, la mayor parte de la misma se encuentra en buenas condiciones de conservación, especialmente su revestimiento de mortero hidráulico.

Junto a esta piscina se encuentran otras dos de menor tamaño, también en buen estado de conservación, y los semisótanos (hipocaustum) donde se hacía el fuego para calentar las piscinas de agua caliente (caldarium) y templada (tepidarium). Además se han identificado varias estancias y estructuras relacionadas con el uso de estas termas públicas.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema