Vive Andalucia

Las cruces

Alfonso Ruíz / 19-04-2010 17:40:38

Resulta, si no paradójico, por lo menos curioso, que en estos momentos donde los gobiernos de este país se empeñan en hacer desaparecer los crucifijos de los lugares públicos, nuestro ayuntamiento haya decidido colocar un gran número de este símbolo. No se asusten algunos, ni pongan el grito en el cielo. No es que nuestros concejales se hayan lanzado a propagar la fe cristiana. Imagino que no ha sido de manera consciente, pero si se fijan bien, las nuevas farolas que han colocado para ilum

Resulta, si no paradójico, por lo menos curioso, que en estos momentos donde los gobiernos de este país se empeñan en hacer desaparecer los crucifijos de los lugares públicos, nuestro ayuntamiento haya decidido colocar un gran número de este símbolo. No se asusten algunos, ni pongan el grito en el cielo. No es que nuestros concejales se hayan lanzado a propagar la fe cristiana. Imagino que no ha sido de manera consciente, pero si se fijan bien, las nuevas farolas que han colocado para iluminar el acerado y el nuevo carril bici que pasa junto a la travesía de la antigua nacional IV, termina en forma de cruz.

No imagino cual han sido las motivaciones para realizar este diseño tan peculiar pero se me ocurre pensar que esas cruces colocadas de manera ordenada están puestas ahí por un motivo. Una por los hombres y también mujeres que siguen maltratando a sus parejas, otra por los niños que trabajan en talleres ilegales para que un grupo de adultos se enriquezca y vivan desahogadamente. Otra cruz por el gobierno que se cruza de brazos mientras miles de empresas y autónomos tienen que echar el cierre a sus negocios, dejando también a otros tantos trabajadores sin poder llevar un sustento a sus hogares. Una cruz más por las personas que miran a otro lado cuando ven algo que está mal, en vez de denunciarlo. No me olvido también de aquellos que se aprovechan de su posición para enriquecerse a costa de los demás, ni de aquellos que basan su felicidad en fastidiar al resto, en romper las ilusiones de los demás.

Mi última cruz de hoy, la más importante, para cada uno de nosotros por las veces en que no somos auténticos, por las veces que nos dejamos arrastrar por el resto y perdemos parta de nuestro querido yo. Por las veces que por pura comodidad dejamos de hacer lo que tenemos que hacer. Cuando no tendemos la mano al que está a nuestro lado necesitado. Por la frase “no puedo hacer más, no está en mis manos”. Y sobre todo por las veces que perdemos la oportunidad de ser felices, que en definitiva, es el objetivo de la vida o por lo menos debería serlo.

No se cuanto durarán esas farolas puestas en nuestra ciudad, pero el tiempo que estén, cada vez que las vea intentaré recordar todas las “cruces” de mi ciudad y todas mis “cruces” también. No se si encontraré solución para ellas pero las tendré presente e intentaré poner todo mi empeño en ello.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema