“La sede de la UPO en Carmona pasa por su mejor momento físico y psiquico”

Ezequiel García / 09-07-2015 12:31:46

Francisco Hidalgo habla de la sede Rosario Valpuesta de Olavide en la ciudad antes de un nuevo verano en el que el saber es el protagonista de la ciudad.

Francisco Hidalgo Rosendo, es el Director de la Sede Olavide en Carmona y responsable de los cursos de Verano desde su puesta en marcha en el año 2003. Nació en Carmona en 1962, y en julio de 1997 dejó su puesto de funcionario de la Universidad Hispalense para incorporarse al ilusionante proyecto de creación de la UPO que dirigió la primera Rectora de una Universidad pública andaluza, la profesora Rosario Valpuesta, formando parte de su gabinete.

Hidalgo afronta esta edición “con la misma ilusión, responsabilidad y compromiso que aquella primera que celebramos en 2003. Doce años donde hemos adquirido experiencia y  profesionalidad, y  acumulado muchas horas de vuelo, un montón de anécdotas y conocido a muchos personajes y personas que sin duda nos han dejado lo mejor de su conocimiento y su sabiduría”.

Para saber el origen de estos cursos hay que remontarse a una idea diferente, “la implantación en esta maravillosa e histórica ciudad de una Escuela Internacional de Cinematografía,  la escuela Iberoaméricna de Cine, aprovechando la estrecha relación que la localidad mantiene, desde hace años, con el séptimo arte”. Por diversas cuestiones, este primer proyecto no se pudo emprender, y la Rectora Rosario Valpuesta decidió que una de las primeras actividades a desarrollar en la ciudad serían los cursos de Verano. El director recuerda sus palabras a Valpuesta: “Rectora, Carmona no tiene playa, y un verano duro, pero ella aseveró que Carmona sería sede de los primeros cursos de verano de nuestra Universidad y que estos se convertirían en referente”. 

Este año, la temática “es muy diversa, variada y multidisciplinar. Gracias a las aportaciones y propuestas de las directoras y directores que participan y retroalimentan con sus ideas y conocimiento, este programa en el que participan tanto miembros de la Comunidad Universitaria, como de otras universidades, instituciones, entidades, y empresas. Este es la fórmula mágica que nos permite proponer, edición tras edición, un programa actual y sugerente, novedoso e interesante para todas las personas que participan del mismo”.

Sobre la actualidad, Hidalgo resalta que “la Sede se encuentra en el mejor momento físico y psíquico. Físico porque actualmente contamos con las mejores instalaciones que hubiéramos podido imaginar gracias al compromiso de las dos instituciones que  han promovido este proyecto, el Ayuntamiento de Carmona y la UPO. Y psíquicas, porque tanto el equipo de Gobierno de nuestra Universidad, como el que dirige la corporación municipal, tiene perfectamente clara cuál debe ser la hoja de ruta que debemos seguir”.

El director destaca que “en estos momentos estamos en las mejores condiciones para conseguir completar el proyecto de Carmona Universitaria con más y mayores actividades e iniciativas” y asegura que, aunque todavía es pronto para hacer una valoración, “podemos decir que estaremos al mismo nivel o por encima, incluso, a los datos con que se cerró la pasada edición” indicando que “creo que podremos alcanzar los 800 estudiantes en esta edición”. 

Por último, Hidalgo indicó a la pregunta de si piensa ya en el veranod e 2016 que “uno siempre está pensando en modo cursos de verano. Concluidos los cursos, uno de los trabajos más importantes es el análisis de los resultados de las encuestas de evaluación de los estudiantes. Esto forma parte del secreto de nuestro éxito”.
 
Referente Estival
Doce años después, la UPO en Carmona, en palabras de Hidalgo, “ha adquirido experiencia y  profesionalidad, y  acumulado muchas horas de vuelo, anécdotas y conociendo a muchos personajes que sin duda nos han dejado lo mejor de su conocimiento”. En total, más de 600 cursos y un centenar de actividades en los que han pasado por las aulas casi 50.000 personas.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema