La más dulce Amargura

26-03-2013 18:03:35

La Hermandad del barrio de San Felipe puso sus dos pasos en la calle en el horario previsto, siendo la primera cofradía de esta Semana Santa en completar su recorrido.

La más dulce Amargura
Amanecía el cielo plomizo, gris y amenazante de lluvia. Las horas transcurrían, y el reojo eterno de Carmona a la Capital, Sevilla, se hacía más fuerte en un día como hoy. Parece que Sevilla es la Madre Protectora, el colchón de la tranquilidad, la que te permite dar el último paso para salir o no...

Y ayer, todos los ojos se pusieron en Sevilla. Primero por la AEMET, ese organismo que el Domingo jugó malas pasadas pero que ayer dio en el clavo. Un riesgo del 60%, pero de 'harineo' que podría o no caer.

Y a las 18.30 horas, las puertas de San Felipe, reafirmándose en las previsiones de ir con cierta tranquilidad a Santa María, puso a sus penitentes en la calle. Penitentes que acompañaban al majestuoso paso neogótico del Cristo de la Amargura de Fernández Alemán, el más antiguo que procesiona en Andalucía, bajo los sones de Centuria Macarena y su eterno redoble.

Bella también la Virgen del Mayor Dolor, que iba acompañada de la Banda de Música de Aznalcóllar por primera vez. Bella como siempre y como nunca, la dolorosa de rostro más bello para muchos carmonenses se paseó con maestría entre buenas chicotás y luz propia, ya que el viento no permitió ese brillo especial que le ofrece la cera al llegar a su recogida.

En torno a las 21 horas, en Santa María, la Junta volvió a llamar a la Agencia Estatal de Meteorología  y les confirmó que el riesgo bajaba, que el frío acecharía, junto al viento y nubes bajas, pero con la tranquilidad de poder salir de extramuros, de cruzar el Cristo de la amargura la Puerta de Sevilla, de su época, como un perfecto anacronismo.

Tras la sucesión de marchas continuas en 'La Cuesta', donde una grandísima multitud se agolpaba como de costumbre, en torno a la media noche, San Felipe despidió con frío y viento a su Hermandad, a pesar de las amenazas y de la lluvia que, finalmente, nunca llegó a caer.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema