La esposa del dueño de la residencia clausurada afirma que los ancianos estaban bien atendidos

El Día de Carmona / 07-02-2018 12:12:08

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Sevilla clausuró este lunes en Carmona una “residencia clandestina” en la que se alojaban doce personas, todas con más de 70 años de edad, en situación de “hacinamiento”.Actuali

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Sevilla clausuró este lunes en Carmona una “residencia clandestina” en la que se alojaban doce personas, todas con más de 70 años de edad, en situación de “hacinamiento”.
Dicha delegación tuvo conocimiento de la actividad ilegal que se desarrollaba en el chalet situado en en la urbanización Los Jinetes del municipio a través de unas denuncias. Tras recibir la información, la Delegación Territorial dispuso la realización de una actuación  «extraordinaria» por parte de la Inspección de Servicios Sociales  para verificar los hechos declarados.

La inspección contó con la colaboración de la Policía Local de Carmona y de la Guardia Civil, que una vez personados en el lugar constataron la existencia de estas instalaciones clandestinas en las que se alojaban los doce ancianos en estado de «gran vulnerabilidad». El lugar estaba siendo regentado por una sola persona que se hacía cargo de los mayores,  careciendo por lo tanto dichas instalaciones de «las mínimas condiciones  materiales y funcionales necesarias para la adecuada atención a las personas mayores», indican.

La precariedad de las instalaciones y el riesgo para la seguridad  y salud de las personas determinó, según el ente autonómico, la puesta en marcha de diferentes acciones destinadas a localizar a los familiares con el fin de que se hicieran cargo de los afectados. También se procedió a una revisión médica de las personas mayores afectadas.

No obstante, como comentó la concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Carmona, Mamen García, “se tuvo que realojar temporalmente en un centro de la Consejería a cinco de los ancianos al ser imposible localizar a sus familias”. Por su parte, la Delegación Territorial señaló que ante la vulneración de los derechos de los mayores se procederá a poner  los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal.

Estos ancianos provenían de otra residencia situada en la urbanización Matallana, ‘Santa Matilde Reina’ de Carmona que, por no cumplir con ciertos requisitos técnicos, también fue instada a un “cierre voluntario”, según la mujer del propietario y trabajadora de la misma, Tamara Hermosa.

La propia Hermosa explicó que “tras requerirnos la Inspección algunas actuaciones a finales de enero, nos pusimos en contacto con las familias para indicarles que durante las obras nos exigían cerrar temporalmente”. “Los propios familiares me dijeron que no podían hacerse cargo de sus mayores y les comenté que podía atenderlos, de buena voluntad, en mi residencia, a lo que respondieron afirmativamente”, añadió.

Hermosa asevera que es falso que estuvieran “hacinados, y por supuesto que no es ninguna residencia clandestina, sino mi domicilio, y siempre estaban atendidos por dos auxiliares”, haciendo hincapié en que “en ningún momento me he lucrado de esto, pues lo he hecho por una buena causa y con el sí de las familias”. Hermosa sigue asombrada por el revuelo creado y está muy preocupada “por cómo pueden estar las personas mayores, cuyas familias -reitera- siempre me han mostrado su apoyo” y espera que “todo se arregle cuanto antes”.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema