IU da voz a las reivindicaciones de los usuarios y trabajadores del servicio de la Delegación de Mayores

IU / 08-11-2018 11:54:54

Se quejan de la falta de estabilidad y durabilidad de los cursos que se imparten

IU da voz a las reivindicaciones de los usuarios y trabajadores del servicio de la Delegación de Mayores

Etiquetas

Actualidad

Desde hace más de diez años se vienen realizando los cursos de la Delegación de Mayores. En las primeras ediciones asistía poca gente, casi toda derivada por otros servicios del ayuntamiento. Pero poco ha ido siendo algo más generalizado; cursos que empezaron con casi cinco personas superan el año pasado las cincuenta. Durante estos años se han ido formando grupos de mayores interesados que, a su vez, han difundiendo el boca a boca de su buen funcionamiento y convivencia.

 

Este avance en participación, acogida, variedad de actividades e implicación no se ha ido acompañando, a su vez, de la consiguiente mejora de las condiciones de estabilidad y durabilidad de los cursos, ni laborales de sus formadores y formadoras. El año pasado los trabajadores cobraron la mitad (casi exacta) de lo que cobraban hace años. Los meses dedicados han ido siendo cada vez menos, hasta el año actual, en el que, a fecha de hoy (principios de noviembre) no hay fecha de inscripción ni comienzo de los cursos. Ya el año pasado empezaron en noviembre y terminaron en mayo (dos meses menos de lo que antes duraba). Anteriormente el Excmo. Ayto. era el responsable de las actividades y a partir del 2017 una empresa jiennense se hizo cargo de los cursos mediante concurso de licitación.

 

Los encargados, instituciones y personas, deben recordar que estos cursos son algo generalizado en prácticamente todos los pueblos y ciudades. Significan la oferta de acceso universal a personas en especial vulnerabilidad, con mayores necesidades de prevención de enfermedades y trastornos. Parece que se olvidan de que, cada actividad que un mayor lleva a cabo para su salud, física y psíquica, ahorra dinero a la salud pública y a los recursos sociales del entorno. Debemos mirar más allá de la óptica negativa y falsa de las personas mayores como meros receptores de servicios de urgencia. Cada vez vamos teniendo más edad, y cada vez nos vamos manteniendo mejor en esas edades. Hay un grupo enorme hoy día de personas mayores que buscan un envejecimiento activo, donde aprender, relacionarse, desarrollarse y trabajarse su propia salud y calidad de vida. Algunas personas, incluso, no tienen posibilidad, por sus condiciones mermadas, de acceder a ningún otro tipo de actividad donde puedan integrarse y participar de la manera que aquí lo hacen. Para ellos y ellas, es prácticamente su rutina vital.

 

Como no hagamos algo entre todos, cada año, poco a poco, están haciendo desaparecer estas actividades sociosanitarias y pedagógicas. Y sabemos que, hacer desaparecer estos cursos es cortar alas a los mayores, recortarles en salud, bienestar y autonomía. No nos olvidemos de que estas personas nos han hecho como somos, y lo mejor de la sociedad lo han traído ellas gracias a sus luchas y esfuerzos. Trabajar por ellas y ellos es trabajar por una Carmona mejor.

Comentarios (2)

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema

#2

Replicante
Pero lo peor de un político es engañar y utlizar a la gente. Y eso lo está bordando el.ambicioso candidato de IU. Todo lo que hace y escribe es para desprestigiar al equipo de gobierno y a la ciudad. Porque eso que afirma que van a quitar los talleres de mayores es ABSOLUTAMENTE FALSO. Sr García se puede tener de todo y reírse de la gente como dije antes, pero utilizar y engañar a los mayores no se lo perdono. Algunos políticos dais asco!!!

#1

Replicante
Se puede ser comunista, faltaría más, pero ir en contra de la Iglesia y ser catequista me parece una vergüenza para el que lo está permitiendo. Se puede celebrar el dia de la Hispanidad y brindar por el Rey, queda muy bien políticamente, pero sentarse cuando suena el himno de España y defender la República me parece un fraude a los ciudadanos. El candidato de IU se cree que los ciudadanos son tontos y que aquí vale todo con tal de seguir cobrando.