El impulso que necesita Carmona

Ezequiel García / 10-10-2016 21:44:03

El sesteo por el que transcurre Carmona no es positivo. Hay cierta relajación desde el primero hasta el 21º en menor o mayor medida y nuestra ciudad pasa por momentos claves. La herencia del pasado ya no puede ser moneda de cambio de la excusa y hay que retomar la iniciativa propia. Un artículo de Ezequiel García.


Que Carmona gane concursos en redes sociales y webs como pueblo más bonito de la provincia, no nos debe resultar extraño. Simplemente asomándonos a cualquier azotea podemos contemplar la belleza de sus torres, las vistas hacia la Vega o el encalado de sus casas. La Carmona de Puerto de Indias o Sofitec, la de Procavi o Brandt Tragusa, la del DHL, Aldi o Burger King. Todo es perfecto para que Canal Sur o RTVE vengan a grabar un documental en el que, de Arco hacia arriba, todo es tan maravilloso, que si bajara Gerald Brenan del cielo, se quedaba eterno en nuestro casco antiguo. Pero a nivel de suelo, cambia el asunto.

La Carmona de las revistas, los concursos de belleza y las oficinas de turismo no es único peaje para el día a día de los que vivimos y pagamos impuestos aquí. Cierto es que es tan necesaria para nuestro desarrollo como necesario es que se empiece a mirar de extramuros hacia fuera. Aquí, Carmona está sucia, bastante dejada y sin cuidados. A troche y moche se intentan tapar las vergüenzas con actuaciones de urgencia, con planes de empleo que embellecen de forma esporádica, pero sin miras a largo plazo, zonas degradadas que se venden como regeneradas y vuelven a degradarse en cuanto la canícula aprieta por mayo.

El Ayuntamiento y sus grupos políticos son responsables de ello. Desde el que gobierna hasta la oposición. Que no se me suba nadie al carro ahora para atizar al que gobierna o a la oposición pues no está hecho este artículo para contentar a la grada rival. Y es que del mantenimiento, limpieza y cuidado de parques y zonas verdes, está al frente LIMANCAR, cuyo consejo de administración lo conforman políticos de todos los colores.

¿Y ahora, qué? Pues que el problema comienza a agravarse. Cito ejemplos de la dejadez en extramuros: mientras en la Plaza de Arriba se limpia casi a diario los bancos de excrementos de pájaros, lugares como el muro de la necrópolis, el paseo de la Feria, zonas de Villarosa, la Guita, La Paz, calle Jara, y así hasta un largo etcétera, aguardan meses o incluso años para ser adecentadas. A esto no hay derecho. Ni excusa que valga.

Los árboles que se secan, no se reponen. El hedor en algunos contenedores es insoportable, los alrededores son dignos de una película de terror, el incivismo campea a sus anchas ante la pasividad de las fuerzas del orden -¿no había ordenanzas?-, etcétera. A la buena de Ángeles Íñiguez, a la cual poco más se le puede pedir, la tienen seca en partidas presupuestarias. LIMANCAR tiene una plantilla muy corta para un término tan amplio. La bolsa de empleo está paralizada y pongo la mano en el fuego sin quemarme que muchos carmonenses están deseando coger una escoba o una cortadora para adecentar nuestras zonas verdes y llevar un sustento a sus casas. Por no hablar del contrato con Turbepal, el cual queda obsoleto y sin capacidad de maniobra para jardines y paisajismo. Demasiado para tan poco. 

En definitiva, el sesteo por el que transcurre Carmona no es positivo. Hay cierta relajación desde el primero hasta el 21º en menor o mayor medida y nuestra ciudad pasa por momentos claves. La herencia del pasado ya no puede ser moneda de cambio de la excusa y hay que retomar la iniciativa propia. Y no me vale derecho a réplica contestándome con todo lo bueno hecho. De ellos damos fe aquí siempre lo mejor que podemos de forma altruista. Toca comenzar a cambiar el rumbo de nuestra ciudad. Cambiar el amarillo por el verde, la bombilla por el LED, la suciedad por la limpieza, la inacción por el proactivismo y los FEDER con presupuestos adecuados a las necesidades de los carmonenses. Porque, de nuevo, se nos está escapando otro tren. Y no estamos para seguir cogiendo la CASAL. 

Comentarios (1)

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema

#1

Antonio F.
Amén!