Deportista frustrado en Carmona.

Alfonso Ruíz / 02-02-2012 17:48:59

Cómprate una bicicleta y dale vueltas al carril bici porque será la única forma que tendrás de hacer deporte en esta ciudad. También puedes ser bueno en algún deporte y conseguir entrar en algún club como miembro, lo que te aseguraría hacer deporte continuadamente.

  Cómprate una bicicleta y dale vueltas al carril bici porque será la única forma que tendrás de hacer deporte en esta ciudad. También puedes ser bueno en algún deporte y conseguir entrar en algún club como miembro, lo que te aseguraría hacer deporte continuadamente.

Pero si lo que quieres es hacer algún deporte en grupo como baloncesto, futbol, o futbol sala, amigo, te has equivocado de ciudad. No hay pistas deportivas para la demanda existente, es casi misión imposible alquilar un campo dedicado a tal fin. Los pabellones están ocupados casi en la totalidad del tiempo, por los clubes existentes, que por suerte son muchos y hacen una labor encomiable en el fomento y desarrollo del deporte en la localidad.

El único pabellón para el alquiler libre es el del Colegio Salesiano, que por cierto, nuestro ayuntamiento alquila para uso también de los clubes por falta de tiempo y espacio en los otros dos pabellones de la ciudad. Como resultado de esto y de la demanda la oferta de dicho pabellón está cubierta con creces y su sistema de alquiler fijo hace imposible entrar en ningún tipo de rotaciones para utilizarlo. Nada que objetar al respecto.

Por otro lado, tenemos el campo de futbol Pepe Olías para practicar Futbol 7. Su sistema que a priori, favorece las rotaciones, no sirve más que para imposibilitar la practica real de juego en sus instalaciones. El plazo se abre a las 16 de la tarde del lunes para apuntarse a la semana siguiente. Cada semana las horas libres para utilizar el campo varia. Esta última semana solo se ofertaban doce horas. A las 15:30 de la tarde diecisiete personas esperaban en la puerta para practicar su deporte favorito. Ni que decir tiene que esas cinco personas de más, se van con una mano delante y otra detrás. ¿Sería tan difícil, habilitar los dos campos de albero que hay al lado de los que se utilizan para poder generar más oferta y cubrir la demanda? Se podría cubrir parte de la inversión subiendo los precios de alquiler, que a mi entender son bastante baratos. Seis euros con treinta, es un precio simbólico por una hora de juego, más si cabe, cuando juegan catorce personas que solo poniendo un euro por cabeza, (precio nada descabellado) obtendrías la cifra de catorce euros. Algunos dirán que no está la cosa para pagar más, pero la cuestión es que no pagamos, ni más, ni menos, porque no nos permiten jugar.

En el lado opuesto de la ciduad, tenemos las pistas municipales de tenis que gestiona el Club de tenis Karmo, para mí unas instalaciones envidiables que están abiertas a Carmona. Ni que decir tiene que utilizar estas pistas resulta más costoso que los pabellones o el campo de futbol. La diferencia está en que, estas sí, se pueden utilizar.

Algunos se preguntan después porque España está entre los países con los niños más obesos y como Carmona lamentablemente lucía hace algunos años por los medios nacionales como la ciudad con la tasa de obesidad infantil más alta del estado. Imagino que motivo de alegrías para algunos, por fin éramos los primeros en algo.  

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema