Antes de la lluvia

Alfonso Ruíz / 17-06-2011 17:45:38

El verano solo ha hecho más que empezar y algunos ya saben como va evolucionar el tiempo durante los próximos inviernos. Algunos se aferran en vendernos los pepinos (ahora que están en boca de todos y no porque los estemos saboreando en un buen gazpacho) antes de siquiera haber realizado la plantación. Otros afirman que la siembra será un autentico desastre porque los agricultores que tienen esa labor no tienen suficientes conocimientos del campo y otros simplemente afirman que en los próx

El verano solo ha hecho más que empezar y algunos ya saben como va evolucionar el tiempo durante los próximos inviernos. Algunos se aferran en vendernos los pepinos (ahora que están en boca de todos y no porque los estemos saboreando en un buen gazpacho) antes de siquiera haber realizado la plantación. Otros afirman que la siembra será un autentico desastre porque los agricultores que tienen esa labor no tienen suficientes conocimientos del campo y otros simplemente afirman que en los próximos años tendremos una sequía brutal con lo que de nada servirá que realicemos el cultivo porque el final de todo ya se conoce.

Quizás estos últimos tengan mucha razón sobre el tema, el panorama que tenemos ante nosotros hace pensar que los próximos años vendrán con sequía (es la evolución lógica de lo que venimos padeciendo) aunque también es verdad que en una tierra tan hostil como Almería conseguimos una plantación magnifica de hortalizas, como de nuestro malogrado pepino, sirva otra vez de ejemplo.

Creo que la mayoría de ciudadanos es consciente de las limitaciones que tiene un equipo de gobierno que entra ahora a dirigir un consistorio por los recursos tan escasos con los que se cuenta y las deudas que arrastran por la crisis y las malas gestiones que hemos ido sufriendo, pero también creo que con esfuerzo, trabajo y una buena planificación nuestra pequeña huerta podrá resurgir con fuerza, no en un año, ni en dos, el terreno se tiene que recuperar y no hay mucho abono para acelerar el proceso.

Ahora tenemos nuevos agricultores dispuestos a labrar nuestra tierra, a liderar el trabajo que tanta falta hace. De momento mi apoyo lo tienen, desde luego no incondicional, pero seguro que mis manos están dispuestas a coger la azada y mis brazos con los puños de mi camisa remangados desde el primer momento. Todo sea por que podamos ver una Carmona mejor donde pueda haber oportunidades para todos.

Excusas podemos poner miles para no colaborar en este nuevo proyecto que empieza en nuestra localidad, nos podemos ahorrar todo lo que arrastra el Partido Popular o el eterno debate derecha vs. izquierda. O el nuevo movimiento del 15 M, con el que por cierto, me siento bastante identificado en mucho de sus puntos, merece a mi parecer un profundo análisis y debería al menos provocar en todos nosotros una actitud critica hacia el poder establecido. No obstante yo de momento sólo veo a un grupo de Carmonenses queriendo trabajar por su tierra.

Ya habrá tiempo de pedir explicaciones, ya habrá tiempo de preguntar por nuestra cosecha,  de exigir responsabilidades políticas de lo que nunca tiene que haber tiempo es de preguntarme ¿Y YO… que hice?

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema